El abogado del Pity Álvarez, preocupado por su salud: “No está en razón”

El abogado del músico Cristian “Pity” Álvarez, Sebastián Quijeiro, habló de su defendido y del hecho en el que está acusado.

Esta mañana Sebastián Quijeiro, abogado de Cristian “Pity” Álvarez hizo unas declaraciones en la puerta de la comisaría 52: “Me encontré con él en una estación de servicio, lo busqué y lo traje para la comisaría. De a ratos está muy eufórico, muy arriba, y de repente cae. Entra en un estado de sueño muy profundo, eso demora los trámites. Aún no declaró”,

Quijeiro confirmó que será trasladado a una alcaidía. “Pero aún no pudo recuperarse, se lo ve muy afectado, fue un desfile de médicos y recién vino el Same”, detalló.

Una filmación, el secuestro de un arma, los testigos, el relato de una supuesta novia del músico… Datos que complican la situación de Álvarez, más allá de su confesión, que hasta no la ratifique ante el juez no tendrá validez para la causa.

“Lo noto perdido en tiempo y espacio, no lo noto que esté en razón”, cerró Quijeiro, que prefirió no adelantar cuáles serán los argumentos que planteará en defensa del líder de “Intoxicados”.

“Lo maté porque era él o yo”. Con esa frase descarnada ante los medios que lo esperaban en la comisaría 52, el músico Cristian “Pity” Álvarez se presentó ante la Policía para entregarse por el crimen a balazos de un vecino, cometido el jueves a la madrugada en el barrio Samoré de Villa Lugano.

“Yo disparé, sino me iba a matar él: cualquiera en mi barrio haría lo mismo”, agregó Álvarez, quien contó que pasó las horas posteriores al crimen -y luego de ir a un boliche de Ramos Mejía- “en casa de unos amigos”.

TAMBIEN >>  Se conoció el último video de Demi Lovato antes de sufrir una sobredosis

El cantante fue señalado por al menos tres testigos, quienes declararon que tras una discusión mató a balazos a Cristian Maximiliano Díaz en el barrio Samoré de Villa Lugano.

Luego del violento hecho, el músico fue a Pinar de Rocha, un local bailable de Ramos Mejía donde brindaba un show Ulises Bueno, supuestamente en busca de algún contacto que lo ayude a fugarse.

Horas después del crimen, tras una visita a la casa de su novia, había decidió entregarse. Pero mientras se dirigía en auto hacia la comisaría, se arrepintió, se bajó del auto del padrastro de su pareja y se mantuvo escondido hasta la madrugada de este viernes, cuando finalmente se entregó.