La Aduana le detectó marihuana de contrabando al actor Nicolás Furtado, que enfrenta por ello una causa penal

El actor uruguayo, protagonista de la serie “El Marginal”, ingresó marihuana para consumo personal desde Uruguay el 17 de enero pasado. Un perro de la Aduana la detectó en su auto, se labró el “Acta de Circunstancia” correspondiente, y ahora enfrenta un juicio en el juzgado penal económico 8, a cargo de Gustavo Meirovich. Sospechas de protección desmedida, incluyendo una declaración por menos marihuana de la que realmente se encontró. 

Eran las 22:50 del miércoles 17 de enero, cuando la última nave de Buquebús -el Francisco, nombre puesto en honor al Papa- entraba a Buenos Aires procedente de Montevideo. Uno de los perros de la Aduana entrenados para detectar drogas, billetes y explosivos, de nombre Ema, “marcó el positivo en una mochila” (expresado en jerga aduanera).

Luego de abrirla, se detectaron dos bolsas plásticas con una sustancia que aparentemente era marihuana: una pesaba 18,51 gramos y la otra 14,15 gramos, una cantidad suficiente para armar alrededor de 6 cigarrillos de esa droga. A su vez, la mochila venía en un vehículo Audi A3 Sportback 1.4, cuya matrícula es MHM931 y cuyo valor de mercado ronda los 13.000 dólares.

La noticia, que sería una más considerando la operatoria y cantidades de droga, cuenta con dos factores que la hacen relevante: el dueño del auto y la mochila (consiguientemente portador de la marihuana) es Nicolás Furtado Alonzo, el popular actor que protaganiza a “Diosito” en “El Marginal”, y que fue también “El Bicho” de “Educando a Nina”, entre otros trabajos que lo hicieron el actor uruguayo más popular hoy en la Argentina.

El otro factor clave, que vuelve al hecho más explosivo, es que a Furtado “le habrían hecho precio”, según sospecha una fuente de la investigación. En términos más concretos, no se le habrían detectado sólo dos bolsas con marihuana sino algunas más. “Si el juez pidiera grabaciones y convocara a los agentes aduaneros que realizaron el procedimiento, tendría presiones en tal sentido”, agregó la misma fuente.

Un informe interno de la AFIP (de la cual depende la Aduana) había advertido sobre las deficiencias de control de la Estación Marítima Buenos Aires (EMBA), donde tiene su terminal Buquebús. En esta sección de la Aduana, dirigida por Eduardo Daniel Gómez, salieron el año pasado 426 pastillas de éxtasis, que no fueron detectadas allí sino recién en Uruguay. El propio informe de la AFIP había advertido sobre la «circulación de vehículos y personas» en la Terminal Buquebús, señalándola como una especie de paraíso del contrabando:

Con respecto a la marihuana detectada al conocido actor, el Acta de Circunstancia elaborada por los agentes de control aduaneros es totalmente clara. El auto era de Furtado, que venía desde Montevideo, y se le dio intervención a la “Sección Controles Especiales”, que luego dio intervención al juzgado penal económico de turno, en ese caso el número 8, a cargo del magistrado Gustavo Meirovich.

TAMBIEN >>  Carla Conte lloró al recordar el momento en que Marcelo Tinelli le cortó la pollera

La falla de Buquebús en Uruguay, y una causa por contrabando silenciada

En la República Oriental del Uruguay (ROU), la compra de marihuana es legal, aunque con algunos requisitos: vendedores y compradores deben anotarse en un registro oficial. No se sabe si Furtado está entre los segundos, pero sí que hay un importante mercado paralelo de la misma: ciudadanos uruguayos que compran marihuana declarando que es para su consumo personal, y luego la revenden a los reales consumidores finales, muchos de ellos extranjeros.

No se sabe si este fue o no el caso del actor Furtado. Pero en el puerto de Montevideo, de donde partió el barco Francisco, por lo menos deberían haberle avisado al actor que no era legal llevarse la marihuana hacia la Argentina, o inclusive tendrían que habérsela incautado.

Esta no es la primera falla de Buquebús, que acumula por lo menos dos denuncias por contrabando. Una, radicada en los tribunales federales de Comodoro Py, por dejar encallados en Buenos Aires, y por más tiempo del permitido (6 meses) barcos de matrícula uruguaya.

La otra denuncia, a la cual accedió Minuto de Cierre en exclusiva, habla de diversas operatorias de contrabando, incluyendo la sospecha de transporte ilegal de Gas Natural Licuado (GNL), radicada en la justicia provincial de La Plata.

Antes de las dos horas de detectada la marihuana, siendo y las 00:15 del jueves 18 de enero, la “Sección Controles Especiales” de Aduana convocó a dos testigos y le comunicó el procedimiento a realizar al juzgado penal económico de turno.

Desde ese momento, se le secuestró a Nicolás Furtado Alonzo -DNI argentino 95.104.370- su documentación; y luego se constató su domicilio la calle Báez al 600 (Las Cañitas, Palermo), donde el empleado de seguridad lo calificó de “persona excelente” que vive allí hace “aproximadamente dos años”.

Luego de eso se secuestró la sustancia, la pesaron, le tomaron muestras fotográficas, y la enviaron a la División Instituto Técnico de Examen de Mercaderías (I.T.E.M.) de la Dirección General de Aduanas.

A partir de allí, se le sigue un juicio en el juzgado penal económico 8. En un comienzo se pensó que era una infracción a la Ley 22.415, que contiene el Código Aduanero. Pero como el delito investigado es contrabando de estupefacientes, la infracción sería a la Ley 23.737, de Narcotráfico, vigente desde 1989. Lo que llama la atención es que el tema, al fin y al cabo un delito menor en el caso de comprobarse, haya sido silenciado. Hasta ahora, que este medio destapó el tema.