VENTAJAS DE SER UNA EMPRESA PEQUEÑA

¿Cuáles son las ventajas de ser una empresa pequeña? ¿Por qué mantenerse pequeño cuando todos quieren crecer? Este artículo es un llamado a mantener la calma, a no precipitarse, a sentirse orgulloso de la grandeza de tu pequeño negocio.

UN NEGOCIO NO DEBE CRECER ANTES DE TIEMPO:

Un emprendimiento no es una carrera de velocidad. No se trata de crecer lo más rápido posible, el objetivo es crear un negocio que sea rentable hoy y en el futuro.

No se trata de aumentar el tamaño del local o el número de trabajadores.

Se trata de aumentar las ganancias y lograr que el negocio siga existiendo.

ERRORES COMUNES AL TRATAR DE CRECER:

Por el afán de aparentar grandeza y prosperidad empresarial, se suelen cometer los siguientes errores:

Contratar empleados innecesarios: En la mayoría de países, un ítem para clasificar las empresas en pequeñas, medianas o grandes es el número de trabajadores.

No cometas el error en contratar personal para funciones que tú puedes hacer. ¿Realmente necesitas una secretaria? Tal vez tú puedes gestionar las llamadas y correos. ¿Realmente necesitas un Ingeniero de sistemas para desarrollar un software? Tal vez te basta con alguna solución online que cumple con lo que necesitas.

Conseguir un local más grande: el ego te puede llevar a presumir que tienes alquilado un piso en un edificio del centro de la ciudad; pero ¿realmente lo necesitas o te es suficiente seguir gestionando tu emprendimiento desde tu casa o desde un pequeño local?

Comprar equipos de cómputo: Si tu computadora se conecta a internet, si con ella puedes usar un navegador web, Word, Excel y leer el correo, entonces es suficiente, no tienes por qué comprar el último modelo de Apple. Realmente necesitas comprarte un IPhone.

Renovar el mobiliario: ¿Realmente tienes que comprar sillas nuevas y las más costosas? ¿Realmente necesitas un salón de juntas con una mesa de 5 metros de largo? ¿Son necesidades o tan solo caprichos?

¿Qué es lo más grave de estos errores?

Que esta apariencia de grandeza se financia con deudas.

No les ha pasado ver cerrar un negocio después de haberlo visto tener un crecimiento repentino. Lo más seguro, es que haya sido un falso crecimiento apalancado en deudas.

TAMBIEN >>  Para convencer al FMI, el Gobierno recortará $100.000 millones más

¿CUÁNDO DEBE CRECER MI EMPRESA?

Cuando el crecimiento sea natural. Contrata más empleados solo cuando realmente necesites alguien que desempeñe una función que tú definitivamente no puedas hacer.

Amplia el local, cuando realmente el espacio actual no esté dando abasto para atender a los clientes.

Procura que la financiación de este crecimiento se logre a base de las propias ganancias y no a base de créditos.

ALGUNAS VENTAJAS DE SER UN NEGOCIO PEQUEÑO:

Que tu emprendimiento sea pequeño no tiene porque acomplejarte. Si tu pequeño negocio es rentable, siéntete orgulloso, estás en ese 10% de personas que han logrado rentabilizar una idea de negocio. Aquí algunas ventajas:

Agilidad: En un negocio pequeño, el dueño puede tomar decisiones rápidas. Puede pivotear para encontrar el modelo de negocio más óptimo. Agilidad es rápida reacción ante posibles inconvenientes, implementación eficiente de nuevas ideas.

Facilidad de administrar: Tienes todo bajo tu control, estás al tanto de todos los procesos y de las funciones y productividad de todos los empleados.

Tienes empleados comprometidos: Los emprendimientos pequeños suelen estar conformados por personas que creen en ti como líder y están comprometidos con la misión de tu emprendimiento. Estos trabajadores comprometidos y reducidos en número suelen ser altamente productivos.

Buen servicio al cliente: Las pequeños negocios pueden brindar un servicio al cliente de alta calidad; lo que lleva a la fidelización, que en últimas es lo que mantiene tu negocio funcionando a lo largo del tiempo.

Pasión y felicidad: Tu pequeño café, puede ser más acogedor que una sucursal de Starbucks o Juan Valdez; y te puedes sentir feliz y apasionado siendo el propietario y administrador de ese pequeño emprendimiento.

CONCLUSIÓN:

Crece cuando realmente sea necesario. No te endeudes por aparentar crecimiento empresarial. Puedes crecer tanto como quieras, pero no precipites; los pasos hacia la grandeza deben darse con sabiduría.